Compartir lo que más te gusta (16 días para navidad)

Neira5.jpg

Compartir un café con alguien es de mis mayores muestras de afecto, así de cariñosa soy, je. El café es algo que me encanta y me hace demasiado feliz. No hay nada como despertar y tomar una taza de café o irse a dormir con una tacita más, tomar un cappuccino -o chino como le digo yo- en la tarde, o disfrutar de un vaso de café heladito cuando hace calor. Así de mucho me encanta.

El post de hoy es acerca de compartir eso que te gusta con los demás, en mi caso, una taza de buen café; y si hablamos de BUEN café es necesario hablar de Neira Café Lab: una de nuestras cafeterías favoritas que, para mí y para mi mamá, que paramos de excursión cafetera, tiene la V60 más rica de Lima.

Siempre pedimos una V60, que puede ser de tres orígenes diferentes pero casi siempre vamos al mismo: Villa Rica. Pedimos también un clásico americano, un chino, un mixto buenísimo -realmente rico, al que no le pude tomar una foto porque voló en dos segundos- y un cake de maracuyá perfecto.

Aparte, y como plus, la experiencia en Neira Café es buenaza, la atención es cálida, todos los que trabajan ahí, incluyendo al dueño, son súper buena onda y están absolutamente dispuestos a enseñarte sobre café, explicarte y resolver tus dudas. Es el perfecto lugar para sentarse a trabajar porque hay un ambiente tranquilo, buen café y harta amabilidad cafetera. Además ahí trabaja Mauricio Rodríguez, el mejor barista del Perú. Así que, simplemente tienen que ir.

Ya les cuento,

Ana

Desayuno saludable (17 días para navidad)

Navidad es esa época hermosa en la que comes kilos de panetón, pavo, puré y chocolate. No hay nada más hermoso que eso, pero así como comemos -o no embutimos- la rica comida navideña, tenemos que mantener el balance comiendo sano. Porque no, sano no es dejar de comer un pedazo de panetón o una taza de chocolate. Sano es mantener el balance entre comida sana y a veces darte tus gustitos; y ojo, sana, no light.

Así que el post de hoy es sobre un lugar que me encanta para tomar desayuno, que tiene opciones riquísimas y sanitas: La postrería. Que el nombre no los engañe, venden postres y pizzas buenísimas, pero también unos desayunos increíbles.

El ambiente de este lugar, si bien no está decorado de aires navideños, es perfecto como para planear tu intercambio de regalos o tu brunch navideño porque el espacio es bastante grande y tiene, también, un área con sillones grandes de mesas bajas.

Esta vez pedimos avena: un bowl maravilloso de avena con frutas y ralladura de chocolate; pan artesano con queso, hummus, germinados y palta; y un pan chapla de queso con mermelada de sauco, una combinación que mi mamá prepara en mi casa y a la que llama "cheescake en pan". Aparte pedimos el infaltable café y jugo de piña. Estos dos (jugo y café) son parte de los desayunos y son bastante ricos. Dato: no le ponen azúcar al jugo.

En fin, tienen desayunos increíblemente ricos y de ingredientes naturales que le hacen bien a tu cuerpo. Les recomiendo también sus waffles integrales, que son súper esponjosos y no muy dulces.

Ya les cuento,

Ana

Cena navideña (19 días para navidad)

Le época navideña llama a juntarse con los amigos y familia en grandes desayunos, almuerzo y cenas; así que, pensando en eso y en la parrillada navideña que tengo hoy con mis amigas lindas, decidí hacer una receta de un acompañamiento perfecto como para cualquier momento. Es súper rápida y de pocos ingredientes.

image_6483441 (9).JPG

Papitas rostizadas:

  • Una bolsa de papitas cocktail (con las amarillas sale más rico)

  • Ramas de tomillo (puede ser orégano o romero)

  • Champiñones

  • Aceite de oliva (o mantequilla)

  • Dientes de ajo

  • Sal y pimienta

Esta receta es súper versátil, puedes cambiar casi todos los ingredientes -menos la papa por supuesto- para la ocasión que quieras.

Preparación:

  • Lavar súper bien las papas y cortarlas en cuatro. Si son muy pequeñitas solo en dos.

  • Limpiar súper bien los champiñones y cortarlos en cuatro. Si son muy pequeñitos solo en dos.

  • Poner las papas en una bandeja y esparcirlas bien, que no quede una sobre otra.

  • Poner el aceite de oliva, sal y pimienta a gusto.

  • Colocar los dientes de ajo picados o enteros, tres aproximadamente. Si son enteros, recomiendo darles una aplastada con el cuchillo para que suelte su sabor.

  • Poner algunas hojitas y ramas de tomillo encima.

  • Mezclar bien todo y esparcir en la bandeja. Tienes que ver bien que todas las papitas estén cubiertas de la mezcla.

  • Si quieres puede dejar reposar todo en la bandeja y taparlo con papel aluminio o film por un par de horas para que todos los sabores se junten e impregnen más en las papitas.

  • Meter al horno de 40 a 50 minutos a FALTA TEMPERATURA. Moverlas a la mitad para que doren por todos lados.

¡Y listo! las papitas más ricas del mundo que hice para nuestra cena navideña familiar del año pasado y que hago este año para mi parrilla navideña de amigas. Si las hacen me cuentan qué tal les salió.

Ya les cuento,

Ana